PRIMERO LAS ESTRELLAS

Supernova 1987 A



La supernova es un evento poco común. En cada galaxia se suelen dar unaexplosión cada 200 años. En estas explosiones, la mayor parte de lamasa de la estrella original se lanza a grandes velocidades. Durantealgunos días, la supernova radía la misma energía que durante toda suvida, llegando a brillar más que el conjunto de estrellas que residenen su galaxia. Con el paso de los años, el remanente de la supernova seesparcirá, creando una nebulosa.
Las explosiones que señalan el final de una estrella masiva sedenominan supernovas de tipo II. Existe otro caso, las de tipo I, queinvolucra la acción en un sistema de dos estrellas que se orbitan ycuya detonación es más brillante. Una de estas estrellas debe ser unaenana blanca. Cuando el par está lo suficientemente cerca, la enanablanca comienza a robarle a su compañera. El problema es que cuando laenana blanca llega a tener 1,4 masas solares, muere de indigestión enun gran estallido.
Las supernovas que suceden en nuestra propia galaxia son todo unespectáculo, ya que llegan a ser visibles a simple vista con un brillotal que pueden verse de día. Desgraciadamente, y como ya se hacomentado, es un fenómeno inusual. Entre las supernovas más famosas seencuentran la del año 1054 d.C, registrada por los chinos. JohannesKepler, contemporáneo y colega de Galileo, registró una de estassupernovas cercanas en el año 1604 antes de la invención deltelescopio. Desde entonces no hemos visto ninguna en la Vía Láctea,pero en 1987, una estrella apareció en los cielos australes siendovisible también a simple vista. Se trataba de la supernova SN 1987 A(A, por ser la primera del año) y estaba situada en la Pequeña Nube deMagallanes, una de las galaxias satélite de la Vía Láctea.


Formación de estrellas




Esta nebulosa llena de color, denominada NGC 604, es uno de los mayoresy mejores ejemplos de nacimiento estelar en una galaxia cercana. Lanebulosa NGC 604 es semejante a otras regiones de formación deestrellas en la Vía Láctea que nos resultan familiares, como lanebulosa de Orión, pero en este caso nos hallamos ante una enormeextensión que contiene más de 200 brillantes estrellas azules inmersasen una resplandeciente nube gaseosa que ocupa 1.300 años-luz deespacio, unas cien veces el tamaño de la Nebulosa de Orión, la cualaloja exactamente cuatro estrellas brillantes centrales. Las luminosasestrellas de NGC 604 son extremadamente jóvenes, ya que se han formadohace tres millones de años.
La mayor parte de las estrellas calientes y masivas componen un ampliocúmulo en el interior de una cavidad cercana al centro de la nebulosa.Los vientos de las estrellas azules, así como las explosiones desupernovas, son los agentes de tal erosión. Las más pesadas estrellasen NGC 604 superan en 120 veces la masa de nuestro Sol, y sutemperatura superficial alcanza unos 40.000º K. Un torrente deradiación ultravioleta fluye desde estos lugares, lo que hace brillarel gas nebular circundante.
La nebulosa NGC 604 está en un brazo espiral de la cercana galaxia M33,a 2.7 millones de años-luz hacia la constelación del Triángulo. M33forma parte del Grupo Local de galaxias, que también incluye a la VíaLáctea y la Galaxia de Andrómeda; como ésta, puede ser observada através de unos binoculares. Fue registrada por primera vez en 1.784 porel astrónomo inglés William Herschel. En nuestro Grupo Local, sólo laNebulosa de la Tarántula en la Gran Nube de Magallanes excede a NGC 604en el número de estrellas recientes, a pesar de su tamaño ligeramente inferior.


Supergigante roja



El Telescopio Espacial Hubble ha obtenido estas imágenes del expansivohalo de luz que rodea a la estrella V838 Monocerotis, una supergiganteroja bastante insólita. Se encuentra a unos 20.000 años-luz, hacia laconstelación de Monoceros (el Unicornio). En plena explosión llegó asuperar en 600.000 veces la luminosidad de nuestro Sol. De hecho, setransformó en una de las estrellas más brillantes de toda la VíaLáctea, hasta que su brillo decayó de nuevo.
El denominado "eco de luz" de una nube de polvo en torno a la estrellaha revelado notables estructuras desde que la estrella incrementó subrillo súbitamente a comienzos del 2.002 durante varias semanas. ElHubble vigiló la evolución del eco a través de varias fotos quemuestran los remolinos causados por la turbulencia en el polvo y gascercanos a la estrella. Este material habría sido eyectado en algunaexplosión previa, hace algunas decenas de miles de años. El polvocircundante permaneció invisible hasta que la brillante explosión de laestrella central lo iluminó.
El acontecimiento mostró similaridad en algunos aspectos a las novas,que incrementan de improviso su brillo debido a las explosionestermonucleares en sus superficies. Sin embargo, algunos detalles deV8383 Mon, en particular su color extremadamente rojo, poco tiene quever con ninguna nova anteriormente conocida. Tampoco expelió sus capasexternas, sino que creció enormemente en tamaño, mientras descendía sutemperatura superficial. El proceso de inflado hasta tamaños inmensossin despojarse de la envoltura exterior, no es muy usual, y en absolutosemejante a lo que ocurre en una nova. Presenta una rara combinación depropiedades estelares nunca vistas que, tal vez, representen un estadotransitorio en la evolución estelar rara vez observado en el Universo.


Restos de una Supernova



Estos delicados filamentos son residuos de una explosión estelar ocurrida en la Gran Nube de Magallanes, una pequeña galaxia visible enel cielo austral, situada a 160.000 años-luz de distancia, que acompañaa la Vía Láctea. Proceden de la muerte de una estrella masiva en unaexplosión de supernova, cuya fenomenal luz alcanzaría la Tierra hacevarios miles de años. Este material filamentario será finalmentereciclado para la construcción de nuevas generaciones estelares en laGran Nube de Magallanes. Nuestro propio Sol y planetas estánconstituídos de residuos similares de supernovas que explotaron ennuestra galaxia hace miles de millones de años.
Esta estructura alberga una estrella de neutrones muy potente que puedeser el resto central de la explosión. Resulta muy común para el núcleode una estrella que explota como supernova, disfrutar de una nueva vidaen forma de estrella de neutrones giratoria, o púlsar, tras despojarsede sus capas externas. En el caso de N49, no sólo nos hallamos ante unasimple estrella de neutrones que gira cada 8 segundos: tambien posee unrobusto campo magnético mil billones de veces más potente que el campomagnético terrestre. Esta notable característica coloca a esta estrellaen la clase exclusiva de objetos denominados "magnetars".
El 5 de Marzo de 1.979 esta estrella de neutrones desencadenó unepisodio histórico de explosión de rayos gamma que fue detectado pornumerosos satélites. Los rayos gamma portan millones de veces másenergía que los fotones visibles, pero la atmósfera terrestre nosprotege bloqueando los procedentes del espacio exterior. Desde laestrella de neutrones de N 49 ha surgido emisión de rayos gamma envarias ocasiones posteriores.


Enana blanca



Como si fuera una mariposa, esta estrella enana blanca comienza su vidaenvolviéndose en un capullo. Sin embargo, en esta analogía, la estrellasería más bien la oruga y el capullo de gas expulsado la etapaverdaderamente llamativa y hermosa.
La nebulosa planetaria NGC 2440 contiene una de las enanas blancasconocidas más calientes. La enana blanca se ve como un punto brillantecerca del centro de la fotografía. Eventualmente, nuestro Sol seconvertirá en una "mariposa enana blanca", pero no en los próximos 5mil millones de años.
Las estrellas conocidas como "enanas blancas" pueden tener diámetros desólo una centésima del Sol. Son muy densas a pesar de su pequeño tamaño.



NEBULOSAS

Nebulosa Reloj de Arena



MyCn18 o Nebulosa Reloj de Arena. Se encuentra a 8.000 años luz dedistancia. Antes de obtener esta fotografía, MyCn18 se veía formada pordos anillos grandes y uno más pequeño, con un aspecto muy parecido alde la supernova 1987A. Los diferentes componentes de esta estructura enforma de reloj de arena no están alineados. Por fuerza, estedescentramiento, que también se ha observado en el núcleo de algunasgalaxias, alrededor de lo que podría ser un agujero negro, ha de teneralguna explicación, desconocida por el momento.
La estrella central de esta nebulosa planetaria con forma de reloj dearena se está muriendo. Con su combustible nuclear agotado, esta brevey espectacular fase final en la vida de una estrella tipo Sol ocurrecuando sus capas externas son expulsadas. Su núcleo se convierte en unafría y desvaneciente enana blanca.
En 1995, Los astronómos utilizaron el Telescopio Espacial Hubble (HST)para tomar una serie de imágenes de nebulosas planetarias, incluidaesta. La nitidez sin precedentes de las imágenes del Hubble revelandetalles del proceso de expulsión de la nebulosa y puede ayudar aresolver el misterio sobre la variedad de complejas formas y simetríasde las nebulosas planetarias.


Nebulosa de la Hélice



Un abrumador relieve en el firmamento: la Nebulosa de la Hélice.Situada a una distancia de 650 años-luz, el tamaño angular de laNebulosa de la Hélice corresponde a un gran anillo de casi tresaños-luz de diámetro: aproximadamente tres cuartas partes de ladistancia entre el Sol y su estrella más cercana. Se encuentra entrelas nebulosas planetarias más cercanas a la Tierra, abarcando unfragmento de cielo en Aquarius equivalente a media Luna Llena. Lasimágenes muestran una impresionante red de radios filamentososembebidos en una encendido anillo gaseoso rojo (hidrógeno y nitrógeno)y azul (oxígeno).
El Telescopio Espacial Hubble muestra el prodigioso panorama que seextiende hacia el interior del inmenso túnel de billones de kilómetrosde gas ardiente. Este cilindro fluorescente se encuentra orientado casidirectamente hacia la Tierra, de ahí su aspecto de burbuja. Un bosquede miles de filamentos a modo de cometas a lo largo del borde interiorde la nebulosa, apunta hacia la estrella central: una tórrida enanablanca.
Las nebulosas planetarias como Helix, son esculpidas durante una etapatardía en la vida de las estrellas de tipo solar por el torrente de gasque mana desde la estrella moribunda. Nada tienen que ver con laformación planetaria a pesar de su nombre, asignado debido al aspectoque adquieren cuando se observan a través de pequeños telescopios,similar a un disco planetario. Con suficientes aumentos es posibleresolver su clásica estructura a modo de "donuts".


La Nebulosa del Huevo



Nuestra galaxia, la Via Láctea, proporciona espectáculos sorprendentes.La Nebulosa del Huevo ofrece a los astrónomos una inolvidableperspectiva del caparazón de polvo que empaña la visión de una veteranaestrella. Estas negras conchas alcanzan una distancia de una décimaparte de una año-luz desde la estrella central, configurando unaestructura a modo de capas de cebolla que forma anillos concéntricos.Rayos luminosos gemelos radían desde la estrella oculta e iluminan elpolvo de aparente brea, como un ondulado estanque iluminado por lucessubacuáticas.
La estrella central en CRL2688 fue una gigante roja hace varios cientosde años y ha iniciado un lento ocaso, como ocurre en todas lasestrellas de tipo solar. La nebulosa es realmente una enorma nube depolvo y gas, eyectada por la estrella a una velocidad de 20 Km/s. Ungrueso cinturón de polvo vertical bloquea la luz estelar; la luz sefiltra fácilmente en aquellos puntos donde esta cubierta es másdelgada, y es reflejada por las partículas de polvo hacia nosotros.
Los objetos como CRL2688 son poco comunes en la Vía Láctea debido a quese encuentran en una breve fase evolutiva que dura unos 1.000 ó 2.000años. Sin embargo, poseen la clave para nuestra comprensión del modo enque las gigantes rojas se transforman en nebulosas planetarias. En estecaso, estamos contemplando una historia de 10.000 años de eyección demasa en una gigante roja. Los arcos de polvo circundantes muestran queel ritmo con que la estrella arrojó material al espacio, ha variado enescalas de tiempo de entre 100 y 500 años. Los colores artificiales dela imagen permiten analizar minuciosamente el modo en que la luz serefleja en partículas de polvo tan finas como el humo antes de tomarnuestra dirección.
La Nebulosa del Huevo flota a unos 3.000 años-luz hacia Cygnus, en laVía Láctea. La imagen de singular belleza que nos ofrece el TelescopioEspacial Hubble abarca un espacio de un año-luz. Su tamaño es de 86segundos de arco.


La Nebulosa Carina



La Nebulosa Eta Carina (o Gran Nebulosa Carina) es una enorme nebulosadifusa, mucho más grande que la famosa Nebulosa de Orión. En la foto,nubes frías y calientes en la nebulosa Carina.
Quilla o Carina, es una constelación del hemisferio sur situada entrelas de la Vela, la Popa, el Pez Volador y el Camaleón. Junto con lasdos primeras formaba la antigua constelación de Argos. La Vía Lácteaatraviesa esta constelación, cuya estrella principal, Alpha Carinae oCanopus, es la más brillante del cielo después de Sirio.
También destaca en esta constelación la estrella Eta Carinae, unaestrella variable que fue observada por Edmund Halley en 1677, cuandotenía magnitud 4. Hacia 1843 se hizo tan brillante como Canopus, perodesde 1900 su magnitud varía entre 6 y 8.
Alrededor de esta estrella se encuentra una nebulosa de dos grados deancho y muy fácil de observar, incluso con prismáticos. La constelacióntambién contiene varios cúmulos abiertos de estrellas, algunos de ellosbastante brillantes.



GALAXIAS

La Galaxia Andrómeda



La galaxia Andrómeda es una galaxia espiral, similar a la nuestra,aunque algo mayor. A una distancia de 2,2 millones de años luz, lagalaxia Andrómeda es, al mismo tiempo, la galaxia espiral más cercana yel objeto más distante que se puede observar a simple vista. Antes dedeterminar su naturaleza por medio de poderosos telescopios, fueerróneamente considerada una nebulosa, o nube de materia interestelar.Por medio del telescopio se ve que junto a ella hay otras galaxias, delas cuales las más sobresalientes son dos pequeñas galaxias de formaelíptica.

Su forma y sus dimensiones la convierten en una versión ampliada denuestra propia galaxia. Durante los últimos años, los científicos handescubierto que la Vía Láctea es una galaxia caníbal que se ha devorado- y seguirá devorándose - a otras galaxias más pequeñas. Y parece queAndrómeda, no se queda atrás: nuestra vecina se está tragando a sus dospobres galaxias satélites. Es lógico, porque la gravedad manda en eluniverso y el canibalismo galáctico parece ser moneda corriente.

La Vía Láctea, Andrómeda y las nubes de Magallanes forman parte de ungrupo de 30 galaxias denominado "el grupo local" que abarca unos 10millones de años luz. La mayoría de las galaxias del grupo local son deforma elíptica y contienen menos de una milésima del número deestrellas que tienen Andrómeda, la Vía Láctea o M33. De hecho, despuésde estas tres galaxias, las nubes de Magallanes resultan ser lasmayores del grupo, que a su vez, es una parte exterior del CúmuloVirgo, que comprende miles de galaxias.


La Galaxia NGC 4603



NGC 4603 se encuentra a 108 millones de años luz, en el cúmulo degalaxias de Centaurus, uno de los más masivos. Es la galaxia más lejanaen la que se han podido estudiar las variaciones periódicas de brillode estrellas cefeidas. Las cefeidas de mayor tamaño y brillo tienenperiodos más largos que las pequeñas. Esta relación entre periodo ymasa permite calcular con precisión su distancia.

Aunque tienen un potente brillo, las Cefeidas son tenues y difíciles deencontrar a muy grandes distancias (las estrellas de la imagen dearriba, con su brillo "puntiagudo", son objetos de fondo). Gracias a laaguda visión del Telescopio Espacial Hubble, se han identificado más de36 señales cefeidas en NGC 4603, desde ahora la galaxia más distante enla que se hayan identificado estas estrellas. De hecho, utilizando estetelescopio para seleccionar cefeidas en galaxias más cercanas que NGC4603, el Equipo del Programa Fundamental Hubble ha anunciadorecientemente el final de 8 años de esfuerzos para medir de maneraprecisa las distancias galácticas y la velocidad promedio de expansióndel universo, la constante de Hubble.

Comparando las distancias galácticas y las velocidades de recesión , elequipo reporta que la constante de Hubble es igual a 70 kilómetros porsegundo por megaparsec, con una incertidumbre de 10 porciento. Estosignifica que una galaxia incrementa su velocidad de recesión aparenteen 257,000 km/h por cada 3.3 millones de años-luz de recorrido. Cuandofue lanzado en 1990, una de las principales metas del TelescopioEspacial Hubble fue la medición exacta de la constante de Hubble.


La Galaxia NGC 3370



La galaxia NGC 3370 es muy parecida a nuestra Vía Láctea y está a unos100 millones de años luz, en dirección de la constelación de Leo. Estafoto obtenida por el Telescopio Espacial Hubble permite ver muchos desus detalles. Se han podido identificar algunas estrellas pulsantesindividuales, llamadas Cefeidas, que pueden ser usadas para calcular ladistancia a la NGC 3370. Esta galaxia espiral fue elegida debido a queen 1994 estalló una de sus estrellas como una supernova tipo Ia.Conociendo la distancia a la galaxia, se ha podido calibrar este tipode supernova para determinar así distancias a otras supernovassimilares ocurridas a distancias mucho mayores, revelando así el tamañoy la expansión del Universo.

Comparando las supernovas cercanas con las más distantes, podemosdeterminar que el Universo se encuentra acelerando su expansión y quecontiene una misteriosa energía oscura. Pero, para medir el tamaño delUniverso y su tasa de expansión, debemos calibrar el verdadero brillode estas supernovas. De ahí su importancia, ya que se puede determinarsu distancia gracias a la existencia de estrellas más tenues de brilloconocido en su vecindad y, con ello, calibrar las medidas en elUniverso.

Las estrellas tenues que se usan como estándares de brillo son lasestrellas variables conocidas como Cefeidas, cuyo brillo varíaregularmente con un periodo que se encuentra directamente relacionadocon su brillantez intrínseca. Ello permite conocer directamente ladistancia de la galaxia NGC3370 y a la supernova SN1994ae mediante laobservación de la variación de una o varias de estas estrellas en formaindividual, algo que sólo se puede hacer con el Hubble. Lasobservaciones detectan varias Cefeidas e indican que se trata de lasmás distantes que se han observado.


Centro de la Vía Láctea



Los astrónomos están al tanto de algunos objetos caprichosos queexisten en el centro de nuestra galaxia, la Vía Láctea, como las vastasnubes de polvo cósmico, radiantes cúmulos estelares, remolinos gaseososy, desde luego, un agujero negro supermasivo.

Gran parte del centro galáctico está oculto de cualquier observación enluz visible por densas nubes de gas y polvo, pero puede explorarsemediante otras formas de radiación electromagnética.

Esta imagen espectacular, en luz infrarroja, del centro de nuestragalaxia, fue construida a partir de los datos del Experimento EspacialIntermedio, a bordo del satélite MSX.

Esta imagen, producto del mapeo en tres bandas del infrarrojointermedio, invisible al ojo humano, y su codificación en los coloresvisibles rojo, verde y azul, revela la emisión térmica de nubes depolvo circunferidas al centro galáctico, que se calientan por laintensa luminosidad de las estrellas. El plano galáctico se extiende alo largo de la línea media de esta fotografía, mientras que el centrogaláctico es la mancha brillante fácilmente reconocible.


Galaxia del Sombrero



La Galaxia del Sombrero, Messier 104, es muy grande; visualmente es unquinto del tamaño de la Luna en un telescopio. Está a unos 30 millonesde años-luz de la Tierra, en el cúmulo de Virgo. Se llama así porque suforma parece la de un sombrero de charro. Esta galaxia espiral,catalogada como galaxia NGC 4594, se ve de canto, y destaca en ella unabanda oscura que parece dividirla longitudinalmente en dos, y que seencuentra formada por inmensas nubes oscuras. La masa de la galaxia delSombrero duplica la de la nuestra. Si pudiéramos observar la nuestra dela misma manera, presentaría un aspecto similar a la del Sombrero.

¿Por qué la Galaxia del Sombrero se parece a un sombrero? Las razonesincluyen el gran conglomerado de estrellas hacia la zona central de lagalaxia y el prominente borde oscuro de polvo, que rodea la galaxia yque desde nuestra perspectiva, se observa de costado. Miles de millonesde viejas estrellas causan el gran brillo central de M104, mientras unainspección más detallada del anillo, muestra intrincadas estructurasque los astrónomos no entienden todavía. El mismo centro de la galaxiadel Sombrero radia en el espectro electromagnético y se piensa quealoja un agujero negro supermasivo.

Esta imagen fue hecha combinando 3 imágenes CCD, tomadas en,aproximadamente, los colores primarios; rojo, verde y azul, con lo cualfue posible crear una imagen con colores verdaderos. Cada imagen fueprocesada por un detector de variaciones de sensibilidad para luegoquitarle las regiones incorrectas causadas por defectos de fabricacióny por la llegada de rayos cósmicos al telescopio.


FIN DEL POST